El miedo es el peor enemigo del viaje, si nos damos cuenta, las personas que viajan menos son mas temerosas en algunas ocasiones de su vida, viajar abre la mente, motiva el espíritu, nos da alas, y nos muestra la importancia de aprender lugares nuevos. Nos ayuda a entender que hay cosas mas importantes que el dinero para ser felices, y mas cuando se trata de viajes en donde solo puedes llevar una mochila con la ropa, dormir en hostal y comer lo típico de cada lugar.

Las personas que viajan, tienen mas temas de conversación que otras personas que no lo hacen, se interesan por conocer historias y anécdotas de los demás, son mas sociables y tolerantes y te obligas a interactuar con estilos y culturas que hubieras pensado jamas poder llegar a conocer.

Viajar te ayuda a dimensionar el mundo, y a entender que hay tantos lugares para ti, que tu mismo no te imaginas, te da mas confianza de ti mismo, al pensar que has recorrido tanto y tienes tantos kilómetros en esa mochila que ni tu mismo podrías imaginar, motivando a lograr en tu vida lo que te propongas.

Te vuelves mas adaptable porque viajando pasan mil cosas y se cambia el itinerario y los planes mil veces, esto te ayuda a aceptar las circunstancias y a volverte mas flexible, y dejas de frustrarte y enojarte.

Te enseña sobre la vida y el mundo, te hace menos materialista, porque te das cuenta que necesitas pocas cosas en la vida, y aunque todos te digan que eres un minimalista, para ti y tu corazón solo cuenta una cosa, haber crecido mas, como persona y como ser humano.

Y lo mas importante, viajar te hace feliz.

Feliz Viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *